¿Cómo se recicla el aluminio?

El aluminio es un elemento muy común en la corteza terrestre, con una innumerable cantidad de aplicaciones en nuestra vida actual.

El aluminio es un material que puede reciclarse y reutilizarse de manera indefinida, como el vidrio. Se emplea en el transporte, la construcción, el embalaje de alimentos, en carpintería y otros tantos usos. El reciclaje de aluminio es un proceso sencillo. Al material clasificado y compactado, se le extrae la pintura mediante calor. Posteriormente, se coloca en hornos de fundición, con temperaturas muy elevadas, para obtener el denominado aluminio secundario, en lingotes o láminas, que poseen las mismas cualidades que el aluminio común y es empleado en la fabricación de nuevos productos.

¿cuáles son los beneficios de reciclar aluminio?

Al reciclar aluminio se ahorra el 95% de la energía que  se emplea en la producción primaria de este material, y ello es un gran aporte a la protección de nuestro ambiente. Como no cambian las características, sigue siendo un insumo rentable, apto para la fabricación de cualquier tipo de producto.

*para diferenciar los distintos materiales que se reciclan existen contenedores diferentes para cada material, que se colocan en distintos países, comunas, regiones, etc, incluyendo el nuestro. Puedes guiarte por los colores y dibujos.

Los colores universales son: (aunque a veces son diferentes en regiones y comunas)

-Plástico: amarillo.

-Papeles y cartones: azul.

-Aluminio y desechos peligrosos: plomo o negro.

-Vidrio: verde.

-Orgánico: café.

-Tetra pak: rojo.

Es importante que cada contenedor esté rotulado y con dibujos para que niños y personas analfabetas identifique fácilmente cada uno.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*