La dieta saludable y el ejercicio de baja intensidad, evita enfermedades, reduce el envejecimiento

Más allá de este sistema de alimentación saludable, su autor propone practicar el ejercicio de baja intensidad, como caminar o pasear en bicicleta, lo que también es antiinflamatorio.

Hasta el año pasado, la dieta era una más de entre varias fórmulas de comer saludable que ofrecía el mercado de la nutrición. Pero el 3 de octubre de 2011, cuando se anunció el premio Nobel de Medicina, esta situación cambió en forma radical.

La Fundación Nobel galardonó a quienes demostraron que la inflamación que afecta a las personas se debe a la actividad de su propio sistema inmune y es la causa de varias enfermedades crónicas de alta mortalidad.

Este premio fue el respaldo más contundente al trabajo del doctor Barry Sears, de EE.UU., quien creó esta dieta que promete mantener en equilibrio al cuerpo. En ella seleccionan y combinan los alimentos para que cada vez que alguien coma, lo que consuma actúe como un medicamento antiinflamatorio. De esta manera, se está protegiendo de enfermedades como la artritis, colon irritable, diabetes o, incluso, cáncer. Además, de frenar el envejecimiento.

«La nutrición juega un papel crítico en el desarrollo de la inflamación. Esta aumenta al consumir, por ejemplo, aceites de cocina del tipo maravilla, maíz; así como carbohidratos refinados como el pan o la pasta», dice Sears a «El Mercurio».

Por el contrario, al consumir pescados ricos en omega-3, como el atún, salmón o sardinas; así como vegetales y frutas de colores que son ricos en polifenoles, se puede reducir la inflamación y proteger la salud.

Este investigador, que trabajó en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y en la Escuela de Medicina de la U. de Boston, llega hoy al país y dará una charla en La Moneda, invitado por el Programa Elige Vivir Sano. Además, participará en actividades en la Clínica Alemana y en la Facultad de Medicina de la U. de Chile.

Sears destaca también el rol de la actividad física. En su opinión, debe ser «de baja intensidad para reducir la inflamación, como ha quedado en evidencia por la baja de la hormona cortisol que se produce en la sangre». Cuando el ejercicio se hace más intenso, se estimula la inflamación y el cortisol se eleva. Por esto, en lugar de esfuerzos extremos, el cuerpo se beneficia más con una caminata o un paseo en bicicleta, actividades que deben realizarse a diario, por 30 minutos.

Asimismo, Sears recomienda el consumo de una copa diaria de vino para la mujer y dos para el hombre, por su rico contenido de polifenoles. «Más allá de estas cantidades, los efectos adversos del alcohol superan los beneficios», advierte.

Entre las utilidades de esta alimentación, según la nutricionista Karin Spencer, está el mantener en niveles normales la glucosa y el colesterol en la sangre. Para esto, ella sugiere no consumir cafeína, no saltarse las comidas, comer pescados tres veces por semana y usar aceite de oliva. Así, la persona podrá mejorar el rendimiento físico y mental, aumentar su energía, tener un sueño de calidad, además de optimizar la función inmune.

Referencias: EL MERCURIO

Santiago de Chile
miércoles 29 de agosto de 2012
Actualizado a las 6:04 hrs.

Su creador, el doctor Barry Sears, visita Chile:
Promueven dieta que evita enfermedades y reduce el envejecimiento.

 

1 Comment

  1. Es bueno saberlo, el ejercicio deberia ser parte de los habitos de todas las personas. A lo mejor haya que reducir la jornada laboral para hacer espacio, dado que la familia tambien demanda tiempo.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*