Eclipse – Sangre en la luna

sangre_en_la_luna

En el eclipse del 8 de Octubre 2014, la luna se tornó de un color rojizo. En inglés se ha dicho “blood red” que significa “rojo sanguíneo”.

Durante la Umbra, que es el momento de sombra total, la única luz que la luna recibe es debido a una reflexión causada en la tierra por la atmósfera, la que actúa como un lente.

En el pasado, en los años 50 a 70, y por supuesto mucho antes, durante eclipses lunares totales, la luna se veía de un tono gris, porque en esos años la atmósfera estaba limpia, en cambio ahora la atmósfera está altamente contaminada con una polución que se ha convertido en parte del aire y envuelve el planeta enteramente. Esta polución se hace visible diariamente en el horizonte, especialmente a la salida del sol y al atardecer, y se distingue porque el aire se torna del mismo color observado en la luna durante el eclipse.

La polución es por lo tanto global, y aun cuando descompone la luz del sol que se observa durante un eclipse lunar causando el color rojizo, el efecto en el planeta mismo tiene mayores consecuencias, porque esta contaminación de la atmósfera es precisamente “la verdadera causa del cambio climático global”.

En mi próximo comentario explicaré la proveniencia de esta polución y cómo afecta el clima.
Humberto A. Cravero B.E.E. A.P.C.E.
Catedrático en Ciencia del Cambio Climático Global.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*